Ubucon LatinAmerica is coming!

UbuConLA is an international event which happens every year and it is held in different parts of Latin America. This year UbuconLA will be in the beautiful city of  Cartagena / Colombia. With the following objectives:

  • Sharing the experiences and skills acquired in corporate environments by specialists from Latin America in several projects and contexts.
  • Showing the level reached by Ubuntu GNU / Linux and professionals working in business environments, as well as consultants, users or systems managers.
  • Technically and socially integrate users and specialists from Latin America, both for acquisition of new knowledge and skills and taking advantage of the creation business opportunities in the region.
  • Spreading the Ubuntu spirit throughout Latin America.
  • Institutionalizing UbuConLA as “The Annual Ubuntu Event “for Latin America.

The 2014 edition will be held in Cartagena, Colombia, at the Universidad Tecnologica de Bolivar on the 14 and 16 of August 2014.

This edition of the UbuConLA will be having people from, Argentina, Uruguay, Peru, Mexico, Venezuela, Colombia and Spain.

Besides if you want to be an speaker, visit http://ubuconla.org/callforpapers.php

And always is good to see Jono’s messages :D (this for ubuconla2013)

More news and updates on our social networks:

https://twitter.com/ubuconla

https://www.facebook.com/UbuConla

https://plus.google.com/u/0/+UbuconlaOrg/posts

You can get more information on our website http://ubuconla.org/ or contact email the organizers at: ubuconla2013 [AT] ubuconla [DOT] org

[Solucionado: ] Montar Sistemas de Archivos Exfat en Ubuntu

Saludos compañeros!

Hace algún tiempo en mi trabajo como Sysadmin me vi en un aprieto al tratar de montar cierta unidad de Disco que se encontraba usando Exfat en su sistema de archivos, pensé que podr defecto mi sistema ( ubuntu 13.04 ) vendría con soporte para este tipo de sistemas, pero cuando intente acceder al dispositivo me aparecía el siguiente error:

Error mounting /dev/sda6 at /media/gkp/Backup: Command-line 
`mount -t "exfat" -o "uhelper=udisks2,nodev,nosuid" "/dev/sda6" "/media/gkp/Backup"' 
exited with non-zero exit status 32: mount: unknown filesystem type 'exfat'

Al parecer Ubuntu viene sin soporte por defecto, pero agregando un repositorio podemos obtenerlo

sudo add-apt-repository ppa:relan/exfat
sudo apt-get update && sudo apt-get install exfat-utils

Con esto ya podemos no solo montar el sistema de archivos Exfat, sino también administrarlo.

 

Referencia en AskUbuntu acerca de este problema: askubuntu.com/questions/364270/mount-unknown-filesystem-exfat

Referencias Acerca de Rhaegar Targaryen – Juego de Tronos – Spoilers!!!

Rhaegar Targaryen es sin duda uno de los personajes con mas historia dentro de Juego de Tronos, sin embargo en la serie omiten todas las referencias y menciones que SI aparecen en los libros… He tenido la oportunidad – y el tiempo – de leer los libros y es triste ver que solo las referencias que da Robert y algun comentario aislado nos muestran una imagen un poco “pobre” del heredero al trono de hierro!…

Por esto me he tomado la libertad de compartir con ustedes las mejores referencias que aparecen en los libros acerca de este principe.

Juego de Tronos / Cancion de Fuego y Hielo 1

—¿Tenéis poder para despertar a los muertos, niña? —Ser Jorah dejó escapar una
carcajada despectiva—. Vuestro hermano Rhaegar era el último dragón, y murió en el Tridente.
Viserys no es ni la sombra de una serpiente. [Pagina-128]

Mi padre dijo a todo el mundo que las sábanas de mi cama se habían incendiado, y el maestre
me puso ungüentos. ¡Ungüentos! A Gregor también le correspondieron sus ungüentos. Cuatro años
más tarde lo ungieron con los siete aceites, recitó sus juramentos de caballero, y Rhaegar Targaryen le
dio un golpecito en el hombro y le dijo: “Levantaos, Ser Gregor”. [Pagina-166]

Ned no supo qué responder y frunció el ceño. Por primera vez en muchos años volvió a pensar
en Rhaegar Targaryen. Se preguntó si Rhaegar había sido aficionado a frecuentar burdeles. Tenía la
sensación de que no. [Pagina-208]

—Ya has visto lo que me hace esa mujer, Ned.—Robert cogió la jarra, volvió a llenarse la
copa y se sentó, con la copa de vino en la mano—. Mi querida esposa. La madre de mis hijos. —La ira
se había esfumado. Ned vio en sus ojos tristeza y miedo—. No debería haberla golpeado. No ha sido…
no ha sido propio de un rey. —Bajó la vista y se examinó las manos como si se las viera por primera
vez—. Siempre he sido fuerte… nadie podía conmigo, nadie. Pero, ¿cómo se pelea con alguien si no lo
puedes golpear? —El rey sacudió la cabeza, confuso—. Rhaegar… maldita sea, Rhaegar venció. Yo lo
maté, Ned, le traspasé la armadura negra hasta su negro corazón, murió a mis pies. Se compusieron
canciones sobre aquello. Pero, aun así, venció. Ahora él tiene a Lyanna, y yo la tengo a ella. —Vació su
copa. [Pagina-234]

Los Baratheon asediaban Desembarco del Rey.
Lord Eddard había huido hacia el sur con Renly, el malvado hermano del rey. El Perro había
asesinado a Arya y a Sansa. Su madre había asesinado a Tyrion el Gnomo, y tenía su cadáver
colgado de las murallas de Aguasdulces. Lord Tywin Lannister marchaba contra el Nido de
Águilas, quemando aldeas enteras a su paso y asesinando a sus habitantes. Un cuentacuentos,
ebrio como una cuba, había llegado a decir que Rhaegar Targaryen estaba de regreso de entre los
muertos, al mando de una vasta horda de antiguos héroes, reunidos en Rocadragón, desde donde
iba a recuperar el trono de su padre. [Pagina-312]

Pero, cuando empezó la justa, Rhaegar Targaryen fue el protagonista. El príncipe coronado
llevaba la misma armadura que luciría el día de su muerte: negra, deslumbrante, con el dragón
tricéfalo de su Casa dibujado con rubíes sobre la coraza. La capa de seda escarlata le ondeaba a la
espalda al cabalgar, y parecía que no había lanza capaz de tocarlo. Branden cayó ante él, y también
Bronze Yohn Royce… y hasta el espléndido Ser Arthur Dayne, la Espada del Amanecer.
Robert había estado bromeando con Jon y con el anciano Lord Hunter mientras el príncipe
daba la vuelta al campo de justas tras desmontar a Ser Barristan en el último combate por la corona del
campeón. Ned recordó claramente el momento en que todas las sonrisas murieron, cuando el príncipe
Rhaegar Targaryen espoleó su caballo, pasó de largo por donde estaba su esposa, la princesa de Dorne,
Elia Martell, para poner el laurel
de reina de la belleza en el regazo de Lyanna. Aún era capaz de visualizarlo: una corona de
rosas invernales, azules como la escarcha.
Ned Stark extendió la mano para coger la corona de flores, pero bajo los pétalos azules había
espinas escondidas. Sintió cómo se le clavaban en la piel, agudas, cruentas. Vio el reguero de sangre
que le brotaba de los dedos, y despertó tembloroso en la oscuridad.
—Prométemelo, Ned —le había susurrado su hermana en su lecho de sangre. A ella le
encantaba el aroma de las rosas invernales.
—Los dioses me guarden —sollozó Ned—. Me estoy volviendo loco.
Los dioses no se dignaron responder. [Pagina-340]

—Ya casi estaban terminando, y Bran sintió que la tristeza lo invadía—.
Ése es mi abuelo, Lord Rickard, que fue decapitado por Aerys, el Rey Loco. Su hija Lyanna y su hijo
Branden están en las tumbas contiguas. No soy yo, es otro Brandon, el hermano de mi padre. No les
correspondían estatuas, son sólo para los señores y los reyes, pero mi padre los quería tanto que ordenó
que las esculpieran.
—La doncella es muy hermosa —señaló Osha.
—Robert iba a casarse con ella —explicó Bran—, pero el príncipe Rhaegar la secuestró y la
violó. Robert fue a la guerra para recuperarla. Mató a Rhaegar con su martillo en el Tridente, pero
Lyanna murió, así que no la recuperó.
—Es una historia muy triste —dijo Osha—. Pero esos agujeros vacíos son más tristes todavía.
—Es la tumba de Lord Eddard, para cuando llegue su hora —dijo el maestre Luwin—. ¿Ahí
es donde estaba tu padre en el sueño, Bran?. [Pagina-395]

Juego de Tronos / Cancion de Fuego y Hielo 2

—¿No veis lo gracioso que es esto, Lord Varys? —Tyrion hizo un gesto en
dirección a las ventanas cerradas, a la ciudad durmiente—. Bastión de Tormentas ha
caído, y Stannis se acerca con fuego, acero y sólo los dioses saben qué poderes
misteriosos; el pueblo no tiene a Jaime para que los proteja, ni a Robert, ni a Renly, ni a
Rhaegar, ni a su querido Caballero de las Flores. Sólo a mí, al que odia. —Se echó a reír
de nuevo—. El enano, el consejero malvado, el mono deforme, el demonio… Yo soy
todo lo que se interpone entre el caos y ellos. [Pagina-410]

—El dragón de una compañía de títeres —explicó Dany—. Los titiriteros los
utilizan en sus espectáculos, para que los caballeros tengan algo contra lo que pelear. —
Ser Jorah frunció el ceño. Dany se negaba a dejar el tema—. «Suya es la canción de
hielo y fuego», me dijo mi hermano. Estoy segura de que fue mi hermano. Viserys no,
Rhaegar. Tenía un arpa con las cuerdas de plata.
—Es cierto que el príncipe Rhaegar tenía un arpa así —reconoció Ser Jorah con el
ceño tan fruncido que las cejas se le juntaron—. ¿Lo visteis?
Dany asintió.
—Había una mujer en una cama, amamantando a un bebé. Mi hermano dijo que
era el príncipe que les había sido prometido, y le dijo que lo llamara Aegon.
—El príncipe Aegon era el heredero de Rhaegar, nacido de Elia de Dorne —dijo
Ser Jorah—. Pero si él era el príncipe prometido, la promesa quedó rota junto con su
cráneo cuando los Lannister le destrozaron la cabeza contra una pared.
—Lo recuerdo —dijo Dany con tristeza—. También asesinaron a la hija de
Rhaegar, la princesita Rhaenys. Se llamaba igual que la hermana de Aegon. No había
ninguna Visenya, pero dijo que el dragón tiene tres cabezas. ¿Qué es la canción de hielo
y fuego?
—No la he oído nunca. [Pagina-553]

Tormenta de Espadas

—Como deseéis —dijo Barbablanca—. Cuando era muy joven, el príncipe de
Rocadragón era un gran aficionado a los libros. Comenzó a leer tan temprano que la
gente decía que la reina Rhaella debió de devorar algunos libros y una vela cuando tenía
a su hijo en las entrañas. A Rhaegar no le interesaban los juegos de los demás niños.
Los maestres estaban sobrecogidos por su talento, pero los caballeros de su padre
bromeaban con amargura, diciendo que Baelor el Santo había renacido. Hasta un día en
que el príncipe Rhaegar encontró algo en sus pergaminos que lo hizo cambiar. Nadie
sabe qué pudo ser, sólo que el niño apareció repentinamente una mañana en el patio
cuando los caballeros vestían sus armaduras de acero. Se dirigió a Ser Willem Darry, el
maestro de armas, y le dijo: «Necesitaré espada y armadura. Al parecer, tengo que ser
un guerrero».
—¡Y lo fue! —dijo Dany, encantada. [Pagina-84]

—Khaleesi —insistió Ser Jorah cuando su silencio se prolongó demasiado.
Le posó la mano en un codo. Dany se la sacudió.
—Viserys habría comprado tantos Inmaculados como hubiera podido pagar. Pero
en cierta ocasión dijisteis que yo era como Rhaegar…
—Lo recuerdo, Daenerys.
—Alteza —lo corrigió—. El príncipe Rhaegar iba a la batalla al frente de hombres
libres, no de esclavos. Barbablanca dice que armaba a sus escuderos en persona, y
obligaba a muchos otros caballeros a hacer lo mismo.
—No había mayor honor que recibir el rango de caballero del príncipe de
Rocadragón.
—Decidme, pues… cuando tocaba el hombro de un hombre con su espada, ¿qué le
decía: «Ve y mata al débil» o «Ve y defiéndelo»? Todos aquellos valientes de los que
hablaba Viserys, los del Tridente, los que murieron bajo nuestros estandartes de
dragones… ¿dieron la vida porque creían en la causa de Rhaegar o porque los habían
comprado con monedas?
Dany se volvió hacia Mormont, cruzó los brazos y esperó la respuesta.
—Mi reina —respondió el hombretón con voz pausada—, todo lo que decís es
verdad. Pero, en el Tridente, Rhaegar perdió. Perdió la batalla, perdió la guerra, perdió
el reino y perdió la vida. Las aguas del río se llevaron su sangre, junto con los rubíes de
su coraza. Robert el Usurpador cabalgó sobre su cadáver y robó el Trono de Hierro.
Rhaegar luchó con valentía, Rhaegar luchó con nobleza. Y Rhaegar murió. [Pagina-239]

Tormentas de Espadas 2

—No puedo conciliar el sueño mientras hay hombres que mueren por mí,
Barbablanca —dijo—. Cuéntame más cosas de mi hermano Rhaegar. Me gustó la
historia que me relataste en el barco, sobre cómo decidió hacerse guerrero.
—Su Alteza es muy amable.
—Viserys decía que nuestro hermano ganó muchos torneos.
—No me corresponde a mí negar las palabras de Su Alteza… —dijo Arstan
inclinando la cabeza canosa con respeto.
—Pero… —lo interrumpió Dany—. Te ordeno que me cuentes la verdad.
—La destreza del príncipe Rhaegar era incuestionable, pero rara vez tomaba parte
en las justas. No le gustó nunca la canción de las espadas tanto como a Robert o a Jaime
Lannister. Era algo que tenía que hacer, una tarea que el mundo le imponía. Lo hacía
bien, porque lo hacía bien todo. Estaba en su naturaleza. Pero no disfrutaba con ello. Se
solía decir que le gustaba el arpa mucho más que la lanza.
—Pero algún torneo ganaría, ¿verdad? —dijo Dany, decepcionada.
—Cuando era joven, Su Alteza cabalgó de forma excepcional en un torneo en
Bastión de Tormentas; derrotó a Lord Steffon Baratheon, a Lord Jason Mallister, a la
Víbora Roja de Dorne y a un caballero misterioso que luego resultó ser el infame Simon
Toyne, jefe de los forajidos del Bosque Real. Aquel día rompió doce lanzas contra Ser
Arthur Dayne.
—Entonces, sería el campeón.
—No, Alteza. Tal honor correspondió a otro caballero de la Guardia Real, que
desmontó al príncipe Rhaegar en la última justa.
—Bueno, ¿qué torneos ganó mi hermano? —Dany no quería oír cómo habían
desmontado a Rhaegar.
El anciano titubeó.
—Ganó el torneo más importante de todos, Alteza.
—¿Cuál? —insistió Dany.
—El que organizó Lord Whent en Harrenhal, junto al Ojo de Dioses, el año de la
falsa primavera. Fue un acontecimiento. Además de las justas, hubo un combate cuerpo
a cuerpo a la antigua usanza, en la que lucharon siete equipos de caballeros, y también
competiciones de tiro con arco y de lanzamiento de hachas, una carrera de caballos, un
torneo de bardos, un espectáculo de cómicos, así como muchos festines y diversiones.
Lord Whent era tan rico como generoso. Los espléndidos premios que anunció atrajeron
a cientos de participantes. Hasta vuestro señor padre fue a Harrenhal, y eso que no había
salido en muchos años de la Fortaleza Roja. Los más grandes señores y los campeones
más fuertes de los Siete Reinos cabalgaron en aquel torneo, y el príncipe de Rocadragón
los venció a todos.
—¡Pero ése fue el torneo en el que coronó reina del amor y la belleza a Lyanna
Stark! —exclamó Dany—. La princesa Elia estaba presente, era su esposa, pero mi
hermano entregó la corona a la Stark y luego se la arrebató a su desposado. ¿Cómo pudo
hacer semejante cosa? ¿Es que la dorniana lo trataba muy mal?
—No me corresponde a mí decir qué había en el corazón de vuestro hermano,
Alteza. La princesa Elia era una dama buena y gentil, aunque siempre estaba delicada de
salud.[Pagina-13]

Escudriñó la penumbra hasta que él también lo vio. Algo se movía en la
oscuridad, aunque no alcanzaba a distinguir qué era…
—Un hombre a caballo. No, dos. Dos jinetes, hombro con hombro.
—¿Aquí, bajo la Roca?
No tenía sentido. Pero los dos jinetes se acercaban a lomos de sus caballos claros,
ellos llevaban armaduras y sus monturas iban protegidas para la batalla. Emergieron de
la oscuridad a paso lento.
«No hacen el menor ruido —advirtió Jaime—. No chapotean en el agua, las
armaduras no tintinean, los cascos no resuenan contra el suelo.» Recordó a Eddard
Stark, cuando recorrió la sala del trono de Aerys en el más absoluto silencio. Sólo
habían hablado sus ojos: los ojos de un señor, fríos, grises, juzgándolo.
—¿Sois vos, Stark? —llamó Jaime—. Adelante. No os temí en vida y no os temo
ahora que estáis muerto.
30—Vienen más —le advirtió Brienne tocándole el brazo.
Él también los vio. Parecía que sus armaduras eran de nieve, y jirones de niebla
les ondeaban desde los hombros sobre las espaldas. Llevaban los visores de los yelmos
cerrados, pero Jaime Lannister no tenía que verles los rostros para reconocerlos.
Cinco habían sido sus hermanos. Oswell Whent y Jon Darry. Lewyn Martell, un
príncipe de Dorne. El Toro Blanco, Gerold Hightower. Ser Arthur Dayne, la Espada del
Amanecer. Y junto a ellos, coronado de niebla y dolor, con la larga cabellera ondeando
a la espalda, cabalgaba Rhaegar Targaryen, príncipe de Rocadragón y heredero legítimo
del Trono de Hierro.
—No me dais miedo —exclamó mientras se dividían para colocarse a ambos
lados de él. No sabía hacia dónde mirar—. Lucharé con vosotros de uno en uno, o
contra todos a la vez. Pero ¿quién se va a enfrentar a la moza? Se enfada mucho cuando
la dejan al margen.
—Juré que lo mantendría a salvo —dijo ella a la sombra de Rhaegar—. Pronuncié
un juramento sagrado.
—Todos hicimos juramentos —dijo Ser Arthur Dayne con voz de tristeza infinita.
Las sombras desmontaron de sus caballos espectrales. No hicieron ruido alguno al
desenvainar las espadas largas.
—Iba a quemar la ciudad —dijo Jaime—. No quería dejar más que cenizas para
Robert.
—Era vuestro rey —dijo Darry.
—Jurasteis protegerlo —dijo Whent.
—Y también a los niños —apuntó el príncipe Lewyn.
—Dejé en vuestras manos a mi esposa y a mis hijos. —El príncipe Rhaegar ardía
con luz fría, blanca, roja y oscura alternativamente.
—Jamás pensé que les haría daño. —La luz de la espada de Jaime era cada vez
menos brillante—. Yo estaba con el rey…
—Matando al rey —dijo Ser Arthur.
—Cortándole el cuello —dijo el príncipe Lewyn.
—El mismo rey por el que juraste que darías la vida —dijo el Toro Blanco.
Las llamas que recorrían la hoja de la espada se estaban apagando, y Jaime
recordó lo que había dicho Cersei. «No.» El terror le atenazó la garganta como un puño.
De pronto, la espada se le quedó a oscuras, sólo la de Brienne ardía, y los fantasmas se
cernieron sobre ellos.
—No —dijo—. No, no, no, ¡nooo! [Pagina-30]

Festin de Cuervos

«Te conozco, Matarreyes —parecía decirle la bestia—. Siempre he estado aquí,esperando tu llegada.» Y a Jaime le había parecido reconocer aquella voz, el tono férreo
que había tenido la voz de Rhaegar, príncipe de Rocadragón.
El viento soplaba con fuerza el día en que se despidió de Rhaegar en el patio de la
Fortaleza Roja. El príncipe llevaba una armadura negra como la noche, con el dragón de
tres cabezas dibujado con rubíes incrustados en la coraza.
—Alteza —le había suplicado Jaime—, que se quede Darry a guardar al Rey esta
vez, o Ser Barristan, si lo preferís. Sus capas son tan blancas como la mía.
El príncipe Rhaegar negó con la cabeza.
—Mi señor padre teme al vuestro más que a nuestro primo Robert. Quiere teneros
cerca para que Lord Tywin no le haga daño alguno. No le quitaré esa muleta en este
momento tan terrible.
La ira ahogaba a Jaime.
—No soy una muleta. Soy un caballero de la Guardia Real.
—En ese caso, guardad al Rey —le espetó Jon Darry—. Cuando os ceñisteis esa
capa prometisteis obedecer.
Rhaegar había puesto una mano en el hombro de Jaime.
—Cuando acabe la batalla tengo intención de reunir al consejo. Habrá cambios.
Hace tiempo que pensaba hacerlo, pero… En fin, no sirve de nada hablar de los caminos
que no tomamos. Cuando regrese, hablaremos.
Fueron las últimas palabras que le dijo Rhaegar Targaryen. Al otro lado de las
puertas se había reunido un ejército, y otro descendía ya por el Tridente. Y así, el
príncipe de Rocadragón montó a caballo, se puso el alto yelmo negro y cabalgó hacia su
destino. [Pagina-106]

—Es la primera noticia que tengo de que vaya a haber un nuevo maestro de
armas. Vas a tener que buscar mucho para dar con un justador mejor que Loras Tyrell.
Ser Loras es…
—Ya sé qué es, y no quiero verlo cerca de mi hijo. Más vale que le recuerdes
cuáles son sus obligaciones. —El agua de la bañera se le estaba enfriando.
—Sabe cuáles son sus obligaciones, maneja la lanza mejor que…
—Tú la manejabas mejor que él antes de perder la mano. Y Ser Barristan, cuando
era joven. Arthur Dayne era mejor, y el príncipe Rhaegar estaba a su altura. No me
vengas con tonterías de lo fiera que es la flor. No es más que un niño. [Pagina-296]

«En fin, es mejor que sacárselos a su madre de la tripa con un puñal.» Los torpes
intentos de seducción de Margaery eran tan obvios que daban risa. «Tommen es
demasiado pequeño para los besos, así que le da gatitos.» Cersei habría preferido que no
fueran negros. Los gatos negros daban mala suerte, tal como había descubierto la hijita
de Rhaegar en aquel mismo castillo. «Habría sido mi hija si el Rey Loco no le hubiera
gastado aquella broma cruel a mi padre.» Tuvo que ser la locura lo que llevó a Aerys a
rechazar a la hija de Lord Tywin y quedarse con su hijo en su lugar, y además casar a su
propio hijo con una débil princesa dorniense de ojos negros y pecho plano.
Pese a los años transcurridos, el recuerdo del rechazo la seguía irritando. Más de
una noche había observado al príncipe Rhaegar en la sala, tocando el arpa de cuerdas
plateadas con aquellos dedos tan largos y elegantes. ¿Habría hombre más hermoso?
«Pero era más que un hombre. Su sangre era la sangre de la antigua Valyria, la
sangre de los dioses y los dragones.» Cuando apenas era una niña, su padre le había
prometido que se casaría con Rhaegar. Ella no tendría más de seis o siete años.
—No se lo digas a nadie, pequeña —le dijo con aquella sonrisa secreta que sólo
Cersei llegaba a ver—. Guarda silencio hasta que Su Alteza acceda al compromiso. Por
ahora será nuestro secreto.
Y así había sido, aunque en cierta ocasión se dibujó a sí misma montada en un
dragón, detrás de Rhaegar, con los brazos en torno a su pecho. Cuando Jaime vio el
dibujo le dijo que representaba a la reina Alysanne y el rey Jaehaerys.
Tenía diez años cuando por fin vio al príncipe en persona, en el torneo que ofreció
su señor padre para darle la bienvenida al Oeste al rey Aerys. Se habían erigido gradas
para los espectadores ante los muros de Lannisport, y las aclamaciones de sus habitantes
retumbaban como un trueno en Roca Casterly.
«Aplaudieron a mi padre el doble que al Rey —recordó la Reina—, pero sólo la
mitad de lo que aplaudieron al príncipe Rhaegar.»
A sus diecisiete años, recién armado caballero, Rhaegar Targaryen lucía una
coraza negra por encima de la cota de malla dorada cuando entró en las lizas. Largos
gallardetes de seda roja, dorada y anaranjada colgaban de su yelmo y ondeaban como
llamas. Dos tíos de Cersei cayeron ante su lanza, al igual que una docena de los mejores
justadores de su padre, la flor y nata del Oeste. De noche, el príncipe tocaba su arpa
plateada y la hacía llorar. Cuando se lo presentaron, Cersei estuvo a punto de ahogarse
en la profundidad de sus tristes ojos color violeta.
«Le han hecho daño —recordó haber pensado—, pero cuando estemos casados,
yo aliviaré su dolor. —Comparado con Rhaegar, hasta el apuesto Jaime parecía un crío
inexperto—. El príncipe va a ser mi esposo —había pensado, ebria de emoción—, y
cuando muera el viejo rey, yo seré la reina.» Su tía se lo había dicho antes del torneo.
—Tienes que estar más bonita que nunca —le dijo Lady Genna al tiempo que le
colocaba bien el vestido—, porque en el último banquete se anunciará tu compromiso
con el príncipe Rhaegar.
¡Qué feliz había sido aquel día! De lo contrario no se habría atrevido a visitar la
carpa de Maggy la Rana. Sólo lo hizo para demostrarles a Jeyne y a Melara que lasleonas no tenían miedo de nada.
«Iba a ser reina. ¿Qué podía temer una reina de una vieja repulsiva?» El recuerdo
de la profecía todavía le erizaba el vello, y eso que había transcurrido toda una vida.
«Jeyne salió de la carpa corriendo y llorando —recordó—, pero Melara se quedó, y yo
también. Le dejamos probar nuestra sangre y nos reímos de sus tontas profecías. Nada
de lo que decía tenía sentido.» Dijera lo que dijera la vieja, ella iba a ser la esposa del
príncipe Rhaegar. Su padre se lo había prometido, y la palabra de Tywin Lannister valía
tanto como el oro.
Sus risas murieron al final del torneo. No hubo banquete final, ni brindis para
celebrar su compromiso con el príncipe Rhaegar; sólo silencios fríos y miradas gélidas
entre el Rey y su padre. Más tarde, cuando Aerys y su hijo partieron con todos sus
galantes caballeros hacia Desembarco del Rey, la niña acudió a su tía deshecha en
lágrimas, sin entender nada.
—Vuestro padre propuso el enlace —le dijo Lady Genna—, pero Aerys se negó:
«Eres mi mejor sirviente, Tywin, pero nadie casa a su heredero con la hija de su
sirviente», le dijo el Rey. Sécate esas lágrimas, pequeña. ¿Alguna vez has visto llorar a
un león? Tu padre te buscará otro hombre, y será mejor que Rhaegar.
Pero su tía le mintió, y su padre le había fallado, igual que Jaime le fallaba
entonces.
«Mi padre no me buscó un hombre mejor. Me entregó a Robert, y la maldición de
Maggy desplegó sus pétalos como una flor envenenada. —Si se hubiera casado con
Rhaegar, como era intención de los dioses, él ni siquiera se habría fijado en la loba—.
De lo contrario, hoy Rhaegar sería nuestro rey, y yo, su reina, la madre de sus hijos.»
Nunca había perdonado a Robert por matarlo.
Porque, por supuesto, a los leones no se les daba bien perdonar. Como descubriría
muy pronto Ser Bronn del Aguasnegras. [Pagina-300]

Cuando se casaron, Robert era bastante atractivo: alto, fuerte y poderoso, pero
tenía el vello negro y grueso, espeso en el pecho y áspero en torno al sexo.
«Del Tridente volvió el que no debía», pensaba a veces la Reina mientras lo tenía
encima. Durante los primeros años, cuando la montaba más a menudo, ella cerraba los
ojos y se imaginaba que era Rhaegar. No podía fantasear con Jaime; era demasiado
diferente, demasiado desacostumbrado. Hasta el olor lo delataba.
Para Robert, aquellas noches no habían existido. Cuando llegaba la mañana no
recordaba nada, o al menos eso le decía. En cierta ocasión, durante su primer año de
matrimonio, Cersei lo había informado de su disgusto a la mañana siguiente.
—Me hiciste daño —se quejó. Él tuvo la elegancia de parecer avergonzado.
—No era yo, mi señora —dijo con tono mohíno, como un niño al que hubieran
atrapado robando manzanas de la cocina—. Fue el vino. Bebí demasiado. [Pagina-394]

—Era odiosa, fea, vieja y enferma. Vos erais joven y hermosa, llena de vida y
orgullo. Decís que vivía en Lannisport, así que sabría algo del enano: que había matado
a vuestra señora madre, por ejemplo. No se atrevió a atacaros a causa de vuestro rango,
así que quiso heriros con su lengua de víbora.
«¿Sería eso?» Cersei habría dado cualquier cosa por creerlo.
—Pero Melara murió, como había predicho. No me casé con el príncipe Rhaegar.
Y Joffrey… El enano mató a mi hijo delante de mí.  [Pagina-476]

Danza de Dragones

 –Vos visteis la boda de mi hermano
Rhaegar. Contadme, ¿se casó por amor o por deber?
–El anciano caballero vaciló. –La princesa Elia era una buena mujer, Vuestra Gracia. Era bondadosa
e inteligente, con un corazón amable y un ingenio encantador. Sé que el príncipe estaba muy
encariñado de ella.
«Encariñado» pensó Dany. La palabra habló por sí misma. «Yo podría cogerle cariño a Hizdahr zo
Loraq, con el tiempo. Quizás». [Pagina-263]

Lado a lado, la procesión de la reina y la de Hizdahr zo Loraq atravesaron lentamente
Meereen, hasta que finalmente el templo de las Gracias se alzó ante ellos, con sus
cúpulas de oro brillando al sol. ¡Qué hermoso, la reina intentó decirse, pero por dentroera tan solo una tonta niña que no podía más que mirar a su alrededor buscando a
Daario. «Si te ama, vendría y te llevaría a punta de espada, como Rhaegar se llevó a su
chica norteña» la niña en ella insistía, pero la reina sabía que era una locura. Aunque su
capitán fuera lo suficientemente loco como para intentarlo, las bestias de Bronce lo
cortarían antes de poder llegar a unos cien yardas de ella. [Pagina-516]

Aún cuando partieron, Jon Connington no fue al septo. En su lugar sus pasos lo dirigieron hacia
el tejado de la torre este, la más alta del Nido del Grifo. Mientras subía recordaba pasadas
ascensiones – un centenar con su señor padre, al cual le gustaba ponerse de pie y mirar sobre los
bosques y los riscos y los mares y todo lo que veía pertenecía a la Casa Connington, y una vez
(¡sólo una!) con Rhaegar Targaryen. Rhaegar estaba regresando desde Dorne, y él y su escolta se
habían quedado aquí durante una quincena. «Él era tan joven entonces, y yo era aún más joven.
Niños ambos». En el festín de bienvenida, el principe había tomado su arpa de cuerdas plateadas
y tocó para ellos. «Una canción de amor y muerte», rememoró Jon Connington, «y cada mujer en
el salón estaba llorando cuando dejó en el suelo el arpa». No los hombres, por supuesto.
Particularmente no su propio padre, cuyo único amor era su tierra. Lord Armond Connington
gastó la tarde entera intentando ganar el favor del príncipe en su disputa con Lord Morrigen. [Pagina-726]

«Lo mejor para Daenerys y para Poniente». Daenerys Targaryen amaba a su capitán,
pero era la muchacha que había en ella, no la reina. «El Príncipe Rhaegar amaba a su
Lady Lyanna, y miles murieron por ello. Daemon Fuegoscuro amó a la primera
Daenerys, y provocó una rebelión cuando se la negaron. Muerdeacero y Cuervosangre
amaban a Shiera Estrella de Mar, y los Siete Reinos sangraron. El Príncipe de las
Libélulas amaba tanto a Jenny de Piedrasviejas que dejó a un lado la corona, y Poniente
pagó el precio de aquella novia en cadáveres». [Pagina-797]

Más tarde, de vuelta a la cima de la pirámide, Ser Barristan encontró a Missandei entre
pilas de pergaminos y libros, leyendo. –Quédate esta noche aquí, niña, –le dijo–. Pase lo
que pase, sea lo que sea lo que veas u oigas, no abandones las habitaciones de la reina.
–Una escucha, –dijo la muchacha–. Si una preguntara…–Mejor no. –Ser Barristan caminó solo hacia las terrazas ajardinadas. «No estoy hecho
para esto», reflexionaba mientras observaba la ciudad expandida. Las pirámides se
estaban despertando, una a una, con linternas y antorchas cobrando vida mientras las
sombras se reunían en las calles. «Complots, maquinaciones, susurros, mentiras,
secretos dentro de secretos, y, de alguna manera, yo soy parte de ellos».
Tal vez ahora debía estar acostumbrándose a este tipo de cosas. La Fortaleza Roja
también tenía sus secretos. «Incluso Rhaegar». El Príncipe de Rocadragón nunca había
confiado en él como confiaba en Arthur Dayne. Harrenhal era prueba de ello. «El año
de la falsa primavera».
El recuerdo todavía resultaba amargo. El viejo Lord Whent había anunciado un torneo
poco después de su visita a su hermano, Ser Oswell Whent de la Guardia Real. Con
Varys susurrando a su oído, el Rey Aerys estaba comenzando a creerse que su hijo
conspiraba para deponerle, y que el torneo de Whent era una maquinación para dar a
Rhaegar el pretexto perfecto para reunirse con grandes señores mientras estuvieran
juntos. Aerys no había puesto un pie fuera de la Fortaleza Roja después de lo
Duskendale, así que, repentinamente, anunció que acompañaría al Príncipe Rhaeghar a
Harrenhal, y todo comenzó a torcerse allí.
«Si hubiera sido un caballero mejor… Si hubiera descabalgado al príncipe en la última
justa, igual que derribé a tantos otros, hubiera sido para mí la elección de la reina del
amor y la belleza…»
Rhaegar eligió a Lyanna Stark de Invernalia. Barristan Selmy hubiera hecho una
elección diferente. No hubiera sido la reina, que no estaba presente. Tampoco Elia de
Dorne, aunque era buena y gentil; Si ella hubiera sido la elegida, mucha guerra y dolor
se podría haber evitado. Su elección hubiera sido una joven doncella que llevaba poco
tiempo en la corte, una de las acompañantes de Elia… aunque comparada con Ashara
Dayne, la princesa dorniense era una simple cocinera.
Incluso después de tantos años, Ser Barristan aún podía recordar la sonrisa de Ashara, el
sonido de su risa. Él sólo tenía que cerrar los ojos para verla, con su largo pelo oscuro
meciéndose sobre sus hombros y con aquellos cautivadores ojos púrpura. «Daenerys
tiene los mismos ojos». En algunas ocasiones, cuando la reina le miraba, él se sentía
como si le mirara la hija de Ashara…
Pero la hija de Ashara murió en el parto y su hermosa dama se lanzó desde una torre
poco después, loca de dolor por la niña que había perdido, y quizá por el hombre que la
había deshonrado en Harrenhal. Ella murió sin saber nunca que Ser Barristan la amaba.
«¿Como hubiera podido?». Él era un caballero de la Guardia Real, que había jurado
celibato. Nada bueno hubiera producido expresarle sus sentimientos. Nada bueno
produjo tampoco el silencio. «Si hubiera derribado a Rhaegar y coronado a Ashara
como reina del amor y la belleza, ¿se habría fijado en mí en lugar de en un Stark? »
Ya nunca lo sabría. Pero, de todos sus desencantos, ninguno le había obsesionado tanto
a Barristan Selmy como aquél. [Pagina-800]

 

Creating Launchpad group maps

Originalmente publicado en I am because we are:

I’m part of a neat couple of launchpadgroups, in the past I’ve seen some contribution maps in open source projects, and I though it would be cool to have some of those for lp groups. What follows is the process for creating static (google) maps for your launchpad group.

map

Marker

You’ll need a marker (those ubuntu icons in the map), the featured one is in png 24px × 32px format

Google Account

A google account is required, data will be saved in a Fusion table

Web Hosting

You’ll need web hosting if you want your map going online, otherwise, this process can be replicated locally (for taking screenshots?)


Map capabilities are possible due to launchpad supporting Time Zone through its API, it’s not quite exact but it’s better that nothing (if you know a better place from grabbing localization data please let me know).

I first grab…

Ver original 194 palabras más

Lubuntu needs you!

lubuntu logo




With the new cycle 14.04 and our LTS on the road! Lubuntu team needs contributors in all areas. In this point Lubuntu has 8 different subteams. Each Sub-Team work and organize itself independently and coordinate with the other Sub-Teams for the greater good of Lubuntu.

See the subteams here: https://wiki.ubuntu.com/Lubuntu/SubTeams

What do you need to join us? – nothing especial! only give some of time to this amazing project and have a fun time with our great community :D

Please join us to make Lubuntu better: https://wiki.ubuntu.com/Lubuntu/GettingInvolved

Getting help

¿Que pasa con el Software Libre en Bogotá?

Originalmente publicado en Bitacora de Viaje:

¿Se puede hablar de una política de software libre? – Sí (Respuesta corta).

Respuesta larga:

Llevamos años intentando promover una política de software libre en el país, intentando promover como política de estado el uso de herramientas libres como alternativa y solución a los problemas tecnológicos del estado.

Suena ambicioso todo esto, suena contradictorio y revolucionario, ¿Como se combaten a las grandes corporaciones, Oracle, MS, SUN, entre otros? ¿Como se le cambia el paradigma a las personas respecto al uso de las tecnologías? ¿Como se enseña que compartir no es malo? Y ¿Como se le muestra a las personas que Software Libre no es algo netamente tecnológico, es algo que viene de mano de la cultura y promueve valores que fortalecen lo comunitario, el pro común? – Preguntas como estas llevamos años tratando de responder, hemos sido pocos los que hemos creído en el Software Libre mas allá de la…

Ver original 1.504 palabras más

UbuconLA 2014 se prepara!

UbunconLA en Uruguay

UbunconLA en Uruguay

 

Un acontecimiento internacional, anual e itinerante para Latinoamérica surgido a partir de una idea común entre miembros de los grupos comunitarios locales de Ubuntu en Argentina y Uruguay, a los que se sumaron grupos locales de otros países como Colombia, Brasil, Perú y México, con los siguientes objetivos:

  • Difundir la capacidad y experiencias logradas en ambientes empresariales por especialistas de Latinoamérica en proyectos y contextos de diversas características.
  • Mostrar el grado de madurez alcanzado por Ubuntu GNU/Linux y los profesionales que trabajan con él en ambientes empresariales, ya sea tanto como consultores como también usuarios y responsables de áreas de sistemas.
  • Integrar técnica y socialmente a usuarios y especialistas de Latinoamérica, tanto sea para adquisición de nuevos conocimientos y habilidades como también para aprovechar y/o generar oportunidades de negocios en la región.
  • Difundir el espíritu “Ubuntu” de la comunidad Latinoamericana.
  • Institucionalizar UbuConLA como “El Acontecimiento Ubuntu” anual para Latinoamérica.

 

La UbuconLA fue declarado evento de interés nacional en Uruguay!

La edición 2014 promete ser aun mas grande que las anteriores y con muchos invitados especiales!… pronto habrán mas noticias.

 

Se parte de la organización uniéndote al grupo: UbuConLA

Se puede contactar la organización mediante el mail: ubuconla2013 [AT] ubuconla [DOT] org

 

 

Joomla on Ubuntu Server 13.10

Originalmente publicado en Free Trader Beowulf:

Today I decided to test Ubuntu 13.10 and Joomla 3.1.5 and it ended up being a long adventure. I am posting what I did in the hope it will help others avoid the problems I experienced. The following commands are done on a fresh install of Ubuntu 13.10.

Step 1

sudo apt-get install apache2 php5-mysql libapache2-mod-php5 mysql-server php5-json phpmyadmin php5-curl unzip

This installs the pre-requisites for Joomla. You will be prompted to select the mysql root user password. Make sure you write down the password as you will need it later.

mysql configuration

mysql configuration

Next set two variables for downloading and extracting Joomla.

Step 2

SOURCEPKG=Joomla_3.1.5-Stable-Full_Package.zip
SOURCEWWW=http://joomlacode.org/gf/download/frsrelease/18622/83487/Joomla_3.1.5-Stable-Full_Package.zip

Once the variables are set you need to make a temporary directory to download the Joomla package, extract it and then delete the zip file.

mkdir joomla
cd joomla
wget $SOURCEWWW
unzip $SOURCEPKG
rm -f $SOURCEPKG

Step 3

Next the files need to be…

Ver original 246 palabras más

StartUbuntu esta aquí!

StartUbuntu es una gran campaña con la cual se pretende llegar a los usuarios de MS-Windows XP para que opten por alternativas Ubuntu, en sus diferentes “sabores” (Versiones) como se puede observar en su pagina-wiki

Pero porqué usuarios de XP?
Esto es debido al anuncio de la empresa que maneja ese sistema, que ha dado por finalizado el tiempo de vida y soporte de esa versión de su sistema operativo el 08 de Abril del 2014, como se puede leer en el siguiente articulo

Como se logrará esto?
Sin duda, este es un proyecto enorme y sin duda no será fácil de lograr sus objetivos, se requiere mucho esfuerzo, tiempo, energía, fuerza de voluntad, dedicación y compromiso. Sin embargo, es imposible no existe en el diccionario, por lo que, sin duda podemos alcanzar nuestras metas y hacer de esto una nueva misión exitosa para la Familia Ubuntu.

Con la creación del proyecto se creo a la vez un gran plan maestro, donde se pueden ver las etapas del proyecto… en la que estamos y las que nos faltan!

Quieres ayudar?

  • Debes leer bien la Wiki del proyecto y familiarizarte con las metas del equipo.
  • únete a la lista de miembros en la wiki
  • unirnos al team en Launchpad
  • Si tienes alguna idea interesante compartirla en un blueprint.
  • Y por ultimo, Difusión esta es la parte mas importante del proyecto, puedes encontrar varios art muy buenos en la wiki que de seguro te servirán en la tarea de difundir Ubuntu :)

Arte disponible en la wiki

[Solucionado:] Dispositivo está BLOQUEADO – Bacula

Saludos compañeros!

Como es habitual en mi trabajo como sysadmin me encuentro con problemas nuevos y trabajando en un nuevo proyecto para implementar un sistema de respaldos usando Bacula me encontré con el siguiente error, que al parecer es común pero la información en Español es poca y no muy precisa, así que decidí compartirla!

Contexto:

Ya había configurado aparentemente todo y cuando corría los trabajos se llegaba el mismo mensaje desde la bconsole:

Estado del dispositivo:
Dispositivo “FileStorage” (/var/bacula/backups/bclient1) no está abierto.
   Dispositivo está BLOQUEADO esperando para crear un volumen para:
Pool: cliente-full
Tipo de Media : File

Este error se puede presentar por dos razones, la primera es que la base de datos o Catalog este corrupta (no se porque sucede) lo cual se soluciona usando mysqlcheck:

1- http://dev.mysql.com/doc/refman/5.0/en/mysqlcheck.html
2- http://www.thegeekstuff.com/2011/12/mysqlcheck/

Otra razón puede ser que hayas cambiado el directorio a respaldar en tu Storage, verifica que bacula puede usarlo libremente… para esto ejecuta el siguiente comando:

$sudo chown -R bacula:bacula /tuDirectorio

Espero les sea de mucha utilidad y nos vemos a la próxima!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.520 seguidores